OnCuba: Díaz-Canel se reuniría con sector agrícola de EEUU

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, estaría interesado en reunirse con los representantes de agricultura de Estados Unidos para finales de este mes, de acuerdo con un comunicado de prensa emitido por email a nombre de la Coalición de Agricultura de los Estados Unidos por Cuba (USACC, por sus siglas en inglés).

La reunión podría ocurrir más tarde este mes, mientras Díaz-Canel esté de visita en el país norteamericano para participar en la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Paul D. Johnson, presidente de USACC, mencionó en el comunicado que “esta reunión representa una oportunidad para conocer al nuevo presidente y también demostrar la importancia que la agricultura mantiene para hacer avanzar las relaciones comerciales.”

Johnson explica que en el Memorando Presidencial del año pasado sobre Cuba se identificó explícitamente el comercio agrícola, permitido por la ley en TSRA (Trade Sanctions Reform and Export Enhancement Act), como de interés nacional de EE.UU.

“La Administración Trump ha continuado el diálogo con Cuba, incluidas las reuniones del USDA con el Ministerio de Agricultura de Cuba. Cualquier acción sobre sanciones en Cuba tendría que reiniciar un proceso político que muchos en la Administración prefieren mantener en el espejo retrovisor”, dijo.

Añadió que en el corto plazo esperan que la Administración de Trump quizás formule una declaración política sobre Cuba en el contexto de las campañas de los republicanos en Florida este otoño.

“Para nuestros propósitos, con o sin nuevo nombramiento de personal, es tan importante como siempre hablar para proteger el lugar de la agricultura en la política hacia Cuba y para recordarle a la Administración que Cuba es una oportunidad para expandir las exportaciones de los EE.UU.”, dijo.

La USACC es además sponsor de la Conferencia de Negocios de Agricultura Cuba-U.S. que ocurrirá en La Habana del 8 al 10 de noviembre próximo. A la conferencia tienen previsto asistir varios representantes estadounidenses de primer nivel como el Senador Moran y el congresista Crawford, entre otros, así como ministros cubanos, cooperativistas y agricultores.

Una enmienda ahorraría 690 millones de dólares

Otras acciones de la organización incluyen el apoyo a una enmienda que permita desbloquear fondos privados para el Programa de Acceso al Mercado y el Programa de Desarrollo del Mercado Extranjero, conocidos por sus sigas en inglés como MAP-FMD. De lograrse, esta enmienda sería la primera legislación aprobada desde 2001 en referencia al mercado cubano, de acuerdo con el comunicado de prensa emitido por la USACC.

“Es importante para nosotros ser coherentes en nuestra política comercial”, dijo Jhonson.

Mientras tanto, el grupo bipartidista Engage Cuba envió a la prensa una declaración firmada por más de 60 asociaciones de agricultura, negocios y políticos que apoyan la enmienda en 17 estados del país.

Específicamente el grupo pide a través de una carta a los líderes del Comité de Agricultura de la Cámara de Representantes de Estados Unidos y el Comité de Agricultura, Nutrición y Silvicultura del Senado “incluir una provisión en el proyecto de ley agrícola de 2018 que salvaría al presupuesto del Congreso unos 690 millones de dólares en el plazo de 10 años”, explica el comunicado.

La enmienda es una adaptación de la llamada Acta de Exportaciones Agrícolas a Cuba, y expandiría el comercio agrícola con la isla al eliminar las restricciones del sector privado para financiar las exportaciones de comida estadounidense.

La carta urge también a los abogados a preservar una enmienda del Senado que les permite a los granjeros usar fondos federales para la promoción del mercado agrícola en Cuba.

Actualmente las ventas de productos agrícolas con Cuba se limitan a transacciones monetarias en efectivo, por lo que Cuba importa más desde países en Europa, Latinoamérica y Asia con un valor de dos mil millones de dólares anuales, señaló Engage Cuba.

La Senadora demócrata por North Dakota, Heidi Heitkamp, dijo que la enmienda bipartidista “podría dar al Departamento de Agricultura de los Estados Unidos la habilidad de construir alianzas comerciales confiables entre los productores estadounidenses y los compradores cubanos, fortalecer nuestra economía agrícola y finalmente eliminar las barreras obsoletas para vender nuestros productos a los consumidores en una nación que se encuentra frente a nuestra costa. También ayudaría a impulsar a los agricultores de Dakota del Norte durante una época de gran incertidumbre derivada de las políticas comerciales de la administración”.

Durante varios años, los agricultores estadounidenses han tratado de romper las barreras del embargo y fomentar el acercamiento comercial con Cuba. En 2015, el Secretario de Agricultura de los Estados Unidos visitó la isla, durante la administración de Obama lo que causó oposición en varios políticos de la Florida, incluyendo el gobernador.

Para convertirse en ley, ambas disposiciones deben ser aprobadas por el comité de conferencia bicameral, que se reunió oficialmente por primera vez hoy miércoles.