Cuentapropistas Cubanas Piden a Trump Mantener la Política de Obama

El Nuevo Herald

Por: Luis Alonso Lugo

Cuatro empresarias cubanas acudieron el miércoles al Congreso estadounidense para pedirle al presidente electo Donald Trump que mantenga la normalización de las relaciones con la isla.

Las cuentapropistas presentaron en una conferencia de prensa una carta que planean enviar a Trump y en la que en nombre de al menos 100 emprendedores cubanos le piden medidas adicionales para incrementar los viajes, el comercio y las inversiones y buscar junto al Congreso el fin del embargo comercial vigente desde 1964.

"Esperamos poder tomar provecho de las oportunidades que su administración ofrezca al sector privado y a la economía cubana en conjunto", reza la misiva.

Cinco congresistas demócratas y un republicano asistieron a la misma conferencia de prensa, organizada por Engage Cuba, una coalición de empresas y organizaciones que buscan poner fin al embargo a Cuba.

Uno de los cinco oradores demócratas fue el representante por Massachusetts Jim McGovern, quien dijo que la política de acercamiento a Cuba debe continuar porque la muerte del ex gobernante Fidel Casto la semana pasada "es el fin de una era".

"Ojalá ayude a algunos de nuestros colegas en la cámara y en el Senado a superar sus obsesiones con Castro", indicó.

El único orador republicano fue el representante por Minnesota Tom Emmer, quien dijo a The Associated Press estar seguro de que "hay muchos otros republicanos como yo listos para un cambio de política, pero dependerá del liderazgo de la Casa Blanca".

Tras la muerte de Castro integrantes del equipo de Trump insinuaron que el gobierno cubano debe relajar las restricciones políticas y civiles sobre su población.

Los asistentes de Trump dijeron que no existe una decisión firme sobre la política hacia Cuba, pero Trump publicó en Twitter la semana pasada que "si Cuba no está dispuesta a un trato mejor para los cubanos, los cubano-estadounidenses y los estadounidenses, le pondré fin al acuerdo".

Además de restablecer las relaciones diplomáticas con La Habana, el gobierno de Barack Obama ha adoptado un paquete de medidas ejecutivas para aliviar las sanciones que se le han ido impuesto a Cuba desde la revolución de 1959.

Pero el embargo comercial sólo puede ser levantado por el Congreso, cuyas dos cámaras estarán controladas por los republicanos durante el periodo legislativo que se instalará en enero.