Travel Manager: Las Aerolíneas Pasan Por Encima Del Muro de Trump a Cuba

El presidente Trump levanta otro muro. La medida bloquea a los cruceros y a los aviones corporativos. Sin embargo, las aerolíneas pasan por encima del muro y no quedan afectadas por las nuevas medidas.

Estados Unidos ha emitido nuevas restricciones para viajar a Cuba, la declaración oficial en principio no hablaba de prohibir los viajes en cruceros, aunque si incluía una confusa resolución que restringía las “exportaciones de barcos de pasajeros, buques recreativos y aeronaves privadas”

Un comunicado el pasado martes explicaba que EEUU no permitirá las visitas a Cuba a través de embarcaciones de pasajeros y embarcaciones recreativas, incluidos cruceros y yates, así como aviones privados y corporativos, aunque en las comunicaciones del Departamento de Estado no se hace referencia directa a las aerolíneas comerciales. Esta regulación entra en vigor el día de hoy.

Sin duda, la medida tomó por sorpresa a las compañías de cruceros. Norwegian Cruise Lines y Royal Caribbean, no supieron responder la avalancha de preguntas por parte de los pasajeros que tenían billetes pagados. Pidiendo paciencia, Norwegian Cruise Line expresó por medio de un comunicado que estaba examinando las nuevas reglas y consultando con abogados expertos en comercio.

Pocas horas después, Royal Caribbean dijo haber cancelado las escalas que harían sus cruceros el 5 y 6 de junio en Cuba, y que brindaría mayor orientación sobre futuros viajes tan pronto como sea posible.

Aunque diversas actividades empresariales en la isla, como los vuelos de las líneas aéreas comerciales, los viajes de grupos universitarios, investigadores académicos, periodistas y los asistentes a reuniones profesionales quedan intactas

Los vuelos de las aerolíneas comerciales, no se han visto afectados por las nuevas medidas y los viajes para grupos de reuniones profesionales continuarán siendo permitidos.

La acción de la Casa Blanca complica los viajes a Cuba, pero no los impide por completo. Básicamente requerirá a los estadounidenses que viajen en grupos autorizados por medio de agencias. Acogiéndose a una de las 12 licencias vigentes, que incluyen viajes familiares, actividades periodísticas, científicas, académicas, culturales, deportivas y religiosas, etc.

Empresas agrícolas, bancarias, farmacéuticas o tecnológicas como Google; incluso de desarrollo de infraestructura pueden aliarse con similares cubanas para proyectos y conservan vía libre para operar en la isla, siguiendo las disposiciones del bloqueo o embargo económico que Estados Unidos mantiene contra Cuba desde 1962.

Por su parte, James Williams presidente de la organización Engage Cuba (organización estadounidense que impulsa un acercamiento entre ambos países), dijo que “restringir la libertad de viaje de los estadounidenses es un ataque a un derecho fundamental de los ciudadanos. El gobierno federal no debe estar regulando dónde van de vacaciones los estadounidenses ”.

Haga clic aquí para leer el artículo original.