Hay pocas voces obstinadas en Washington contra el comercio con la Isla, afirma Engage Cuba Coalition

CubaDebate

Por: Waldo Mendiluza

Activistas políticos estadounidenses abogaron hoy en Washington por un cambio efectivo en la proyección del gobierno de su país hacia Cuba, que incluya el fin de las prohibiciones de viajar y comerciar con la isla.

Según James Williams y Luke Albee, presidente y asesor principal respectivamente, de la coalición Engage Cuba, después del anuncio de acercamiento bilateral realizado el 17 de diciembre por los mandatarios Raúl Castro y Barack Obama; el escenario es propicio para avanzar en múltiples sectores.

Vemos unas pocas voces obstinadas, pero es mucho más grande el grupo que busca el cambio, afirmó Williams en declaraciones a la prensa cubana, acreditada para cubrir mañana una nueva ronda de diálogo La Habana-Washington sobre el restablecimiento de relaciones diplomáticas y la apertura de embajadas.

De acuerdo con el consultor, resulta importante aprovechar el actual momento para impulsar los nexos, que generan expectativas tras décadas de hostilidad de la Casa Blanca con el bloqueo económico, comercial y financiero y el interés del cambio de régimen como puntas de lanza de su política.

Engage Cuba será lanzada oficialmente el 16 de junio, con el propósito de promover desde la sociedad norteamericana una posición en el Congreso favorable al acercamiento, en particular el cese de las prohibiciones de viaje y de comercio.

Al respecto, Albee advirtió que el camino es complejo, “dada la disfuncionalidad del Congreso en cualquier tema”.

Debemos ir paso a paso para lograr el cambio, se trata entre otras cuestiones de un asunto generacional, personas que no tienen por qué aceptar los lastres del pasado, dijo.

“Es difícil explicarle a un estadounidense de 20 años que no puede viajar a Cuba, no tiene sentido”, subrayó.

Para el asesor principal de Engage Cuba, Estados Unidos debe competir con otras naciones por el mercado de la isla, sin restricciones.

Mañana, delegaciones de ambos países instalarán aquí, en la sede del Departamento de Estado, una nueva ronda de pláticas, centradas en la reanudación de los vínculos diplomáticos y el funcionamiento de las futuras embajadas en las respectivas capitales.

La reunión sigue a las celebradas el 22 de enero, en La Habana, el 27 de febrero, en Washington, y el 16 de marzo, también en la capital de la mayor de las Antillas, además de varios encuentros sobre temas de interés común, como el migratorio, las telecomunicaciones, el correo postal y las tecnologías de la información.

El nuevo diálogo transcurre en un escenario diferente, luego de la decisión del presidente Obama de excluir a Cuba de la lista de patrocinadores del terrorismo, que debe hacerse efectiva el 29 de mayo, y los avances en la gestión para garantizar los servicios bancarios de la sección de intereses de la isla, aquí.