Altos Consultores Republicanos y Demócratas Presionarán al Congreso a Levantar el Embargo Hacia Cuba

Información de The Wall Street Journal / Versión al español traducida por Cubadebate

Por: Byron Tau

Engage Cuba, un nuevo grupo sin fines de lucro, será presentado el próximo mes para hacer lobby en el Congreso a favor de que se derogue la prohibición de hacer negocios o viajar a la nación isleña, un vestigio de la Guerra Fría instaurado desde 1960. Para asistir en este empeño, el grupo cuenta con varios veteranos operadores políticos de ambos partidos con estrechos vínculos con el liderazgo congresional y con el sector de negocios.

Steven Law, un antiguo ejecutivo de la Cámara de Comercio de los Estados Unidos y actual presidente del super PAC (grupo de acción política) American Crossroads, fungirá como el principal asesor del grupo. Mr. Law permanecerá en su posición en American Crossroads, un grupo que gasta millones de dólares respaldando a los candidatos republicanos y sus causas.

A él se unirá Luke Albee, un veterano operador demócrata con décadas de experiencia en el Capitolio. Luis Miranda, ex director de la Casa Blanca para los Medios Hispanos y ayudante del Presidente Barack Obama, ayudó a concebir este grupo de cabildeo.

El nuevo grupo también contará con dos prominentes cabilderos Republicanos, de la firma Fierce Government Relations. El antiguo ayudante de George W. Bush, Kirsten Chadwick, liderará el cabildeo en la Cámara de Representantes. Billy Piper, un antiguo asesor del Senador Mitch McConnell, dirigirá el cabildeo en el Senado.

Engage Cuba, que representará a grandes grupos de negocios y organizaciones no gubernamentales, será presentado formalmente en Mayo con el objetivo de abrir la economía cubana a más negocios estadounidenses y al turismo. El grupo dijo que ya han recibido apoyo financiero de grupos de negocios y organizaciones no gubernamentales. El Consejo Nacional de Comercio Exterior, que representa a las grandes corporaciones y cabildea por la expansión del comercio internacional, dijo que firmaría como uno de los miembros. Otros miembros serán anunciados oficialmente en el lanzamiento del próximo mes.

Muchos negocios norteamericanos ven a Cuba como una gran oportunidad potencial de negocios. Un grupo que representa los intereses agrícolas fue formado para presionar por relaciones normales de comercio, a la vez que algunas compañías de telecomunicaciones y tecnología han comenzado a explorar el mercado cubano bajo algunas excepciones al bloqueo anunciadas por el presidente Obama en diciembre pasado. La compañía de alquiler de casas por internet, conocida como Airbnb anunció este mes que tendrá listados de casas disponibles para el turismo en Cuba.

Eliminar totalmente el bloqueo requerirá del voto del Congreso. Pese a que varios miembros de ambos partidos han expresado su apoyo para derogarlo, muchos republicanos arguyen que mayores relaciones no conducirán a mayor apertura o democracia en la isla.

James Williams, un consultor que servirá como Presidente de Engage Cuba, dijo que el bloqueo representa una política fallida. “El aislamiento por 54 años ¿ha cumplido alguno de nuestros propósitos? La respuesta claramente, es no”, señaló.